Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información aquí
Aceptar

El Campus Promete suma su cuarto triunfo sobre Real Canoe

Sólida victoria en Lobete

El Campus Promete se ha impuesto en Lobete al Centros Únicos Real Canos y alarga una semana más su condición de único invicto junto a Movistar Estudiantes del Grupo B de Liga Femenina 2. Las de Jacinto Carbajal han sumado esta vez el triunfo más amplio de la temporada (77-64) ante un correoso rival que no ha dejado de luchar, mostrando nuevos avances en la evolución y prestaciones como grupo, y en la sólida gestión del partido.

Vanessa Gidden iniciaba su noche de dulce con los 10 primeros puntos riojanos (10-9, minuto 4) de forma consecutiva, ante la oposición madrileña desde el 6.75. Real Canoe plantearía toda la noche un partido de mucha velocidad y posesiones cortas, que las mantuvo en la pelea hasta el inicio del último cuarto, donde el Promete llegó mucho más entero. Volviendo al principio, Benet y Knezevic, que estrenaba presencia en el quinteto de salida, lideraban al Campus Promete, que accedía al primer intercambio con el primer triple de Rosemarie Julien (22-18). Las riojanas ya no perderían la ventaja en toda la noche.

Buenos minutos de Knezevic y de nuevo Gidden ampliaban la ventaja a la decena (28-18, minuto 13), una horquilla en torno a la que se movería el resto de la noche. Los buenos minutos riojanos en defensa bloqueaban a Canoe, y una bonita asistencia de Carla Zabala para la canasta de Ylenia Manzanares dejaba una cómoda ventaja al descanso (41-28).

Sin decidir

Sin embargo, el partido no estaba decidido. Tras un intercambio de golpes, un fulgurante parcial de 0-8 ponía a Real Canoe a sólo 5 puntos (49-44, minuto 25) y obligaba a Jacinto Carbajal a parar el partido. Un libre de Ayela y sobre todo una jugada de canasta con antideportiva de Gidden, saldada la posesión con un triple riojano, sofocaban el asalto visitante (56-46).

El partido entraba en cualquier caso vivo a sus últimos diez minutos, pero con el Campus Promete mucho más sólido. Sin entrenar toda la semana por problemas físicos, Julien estaba de vuelta y acababa firmando su mejor partido con la camiseta negra, en el momento clave con un triple y una bandeja que dejaban una distancia ya insalvable (69-53, minuto 36). De ahí al final, las riojanas pusieron a resguardo la renta ante un Canoe que lo peleó siempre, y firman así un mes perfecto en la puesta en largo de la competición. Buenas sensaciones y un equipo que va a más, a la espera de medirse ahora ante los grandes aspirantes del grupo.