Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información aquí
Aceptar

El Campus Promete cae ante Leganés en un apretadísimo partido en Lobete

Primera derrota de la temporada

El Campus Promete ha perdido su primer partido de la temporada esta mañana en Lobete ante el segundo clasificado, Laboratorios Ynsadiet Leganés, en un apretadísimo partido que sólo se ha decantado al final (55-58) en forma de varios errores consecutivos de las riojanas, que aun con todo han tenido el tiro para enviarlo a la prórroga. El bloque logroñés se mantiene líder pero ahora con sus perseguidoras más cerca y dejando atrás la condición de invictas, que casi alcanzó los dos primeros meses de competición.

El equipo riojano no terminó de sentirse cómodo en todo el partido sobre el parqué de Lobete, con un Leganés muy serio en ambas zonas, en una mañana marcada además por el bajo acierto de ambos equipos. El primer cuarto fue un buen reflejo de ello, con una extensa sequía de las locales a partir del ecuador (6-6), que permitió llegar a Leganés con clara ventaja al final de esos primeros diez minutos (8-16, minuto 10). La recuperación del Campus Promete llegaría desde la defensa, aunque no terminaría de completarse: Knezevic y Swart empezaban por fin a producir y un gran triple de Patricia Benet ponía al fin el partido en un puño (26-27, minuto 17), antes de una mejoría visitante que dejaba todo abierto al descanso (26-32).

El tercer cuarto fue el del cambio de dinámica: la clave en una defensa riojana de muy alto nivel que atascaba a las visitantes. Las acciones de Julien y Swart compensaban antes la potencia de Tate (17 puntos) y Olabode (12 y 5 rebotes). Una suspensión de Benet y la irrupción de Knezevic daban, al fin, la vuelta y ponían al Campos Promete por delante (43-41, minuto 29).

El Campos Promete aún iría a más, cerrando atrás y dejando sin anotar a Leganés durante cinco minutos largos del último cuarto. Faltó rematarlo con más acierto, pero aún con ello las riojanas entraban en las fase decisiva con ventaja (50-44, minuto 36). Volvían entonces a la vida las visitantes y, con el partido en máxima igualdad, una puerta atrás y bandeja fácil de Tate tras un robar el balón en el saque local, ponían en el peor escenario el partido (52-54, a 1 minuto). Aún ocurrirían más cosas: una nueva pérdida y canasta Leganés, un triple imposible de Benet (con posible falta) para el 55-56... y canasta decisiva de Menéndez tras rebote ofensivo en la defensa clave riojana.

Aún habría una nueva pérdida en las locales, con 22 segundos para anotar, y una última opción tras fallar los dos tiros libres Leganés. El Hierro escupía el lanzamiento muy forzado de Knezevic, para dejar la primera derrota del año en Logroño y avisar de los peligros de esta LF2.