Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información aquí
Aceptar
Foto: QAM

Un Campus Promete con cuatro bajas tumba a Gran Canaria (81-58)

El triunfo del coraje

Contra todos los elementos, el Campus Promete ha sumado la que ha sido una de las victorias más brillantes y especiales de la temporada. Con tres bajas previas y una cuarta nada más arrancar el partido, las riojanas se han sobrepuesto a una rotación al límite y a un duro rival como el histórico Spar Gran Canaria, para sumar un contundente triunfo (81-58). Décimo consecutivo y una semana más en lo más alto de la liga.

Coincidían en Lobete las bajas de las tocadas Gidden, Benet y Swart, reservadas por precaución. La desgracia llegaba cuando a los doce segundos de juego, Adrijana Knezevic caía al suelo tras un mal gesto y tenía que retirarse. La serbia hizo el esfuerzo e intentó regresar a pista en el segundo cuarto, pero ya no estaba para jugar. Un duro golpe inicial y que sin embargo mutó en una dosis extra de coraje para un Campus Promete que no iba a admitir excusas: primero Maja Vucurovic con 10 puntos casi seguidos para liderar a las riojanas en el arranque (14-6, minuto 5) y, a continuación, los tres triples casi consecutivos de Carmen Miloglav (25-17, minuto 8) para sentar las bases de la puesta en escena.

Más alejado de los focos, la otra clave del partido era la defensa salvaje de Rosemarie Julien (principalmente) sobre Sparkle Taylor, una de las grandes anotadoras de la liga. Con la americana anulada y desesperada, Gran Canaria, se mantenía en el partido con Fatou N’Diaye y el acierto exterior de Breen (25-24, minuto 11). Julien asumía también la responsabilidad al otro lado de la pintura con sus triples y una auténtica exhibición de producción y recursos. El Promete llegaba vivo al descanso (43-33).

Vuelta de vestuarios

El siguiente momento clave era de la vuelta de vestuarios y el esfuerzo para retomar la inercia del partido. Aparecía entonces Deborah Ayela, sublime en ambas pinturas y liderando a un Campus Promete asentado en el trabajo incansable de Miloglav y una Ylenia Manzanares que volvería a rozar el doble doble (55-39, minuto 27). Un robo y bandeja a la contra de la croata ampliaba la máxima hasta los 18 (60-42, minuto 30), con el último cuarto por jugarse.

Y Spar Gran Canaria reaccionaría para apretar el partido ante un Campus Promete ya con el depósito al límite: un ajuste que llegaba al 67-56, aún con 4 largos minutos por delante. Y reaccionaron las riojanas con el último empuje: Carla Zabala, un nuevo triple de Julien y la conexión Manzanares-Ayela  (72-58). Fue definitivo, bajaron por fin las insulares los brazos y Lobete, con la canasta final de Belén Morales, terminaba por celebrar una victoria de orgullo y coraje, un nuevo reto superado por un equipo que vuelve a oponer su solidez mental y que seguirá líder una semana más.